TRANSFORMA UN DEFECTO EN UNA VIRTUD

Gala Endodance 2015

Lo que hoy es un defecto rematado mañana puede ser tu mejor virtud, hasta el movimiento de brazos.

Esta vez voy a contarte mi propia historia, por dos motivos:

Uno es que es un ejemplo muy claro, y dos porque me encanta contarlo.

Estoy orgullosa


Resulta que tengo los brazos muy largos.

Mucho.

Tanto que cuando estaba empezando a tomar clases mi brazo sobresalía por encima de todas las demás, tardaban más en llegar a su destino….y lo peor es que me los veía y me sentía igual que una garza entre un montón de gorriones.

Lenta, torpe y ocupando mucho espacio.


Los movimientos de brazos en la Danza Oriental son muy fluidos

Pero eso de la fluidez  la confundí con falta de claridad. Mis movimientos de brazos eran un caos.

Ya ni te digo cuando adopté el vicio de revolear las manos todo el tiempo.Eso hacía mi danza turbia y empalagosa.


Estaba rabiosa con mis brazos, me hubiera gustado tener unos buenos bolsillos en el traje de Danza Oriental para poder esconderlos.

Pero muy al contrario, me puse a trabajar en ellos. A fondo.

Me fue de gran utilidad tomar clases de Kung Fu y de Bharatanatyam ya que me enseñaron a moverlos con claridad y precisión.




También logré entender que un movimiento puede ser muy preciso, y muy delicado a la vez.


Comencé a dibujar líneas en el espacio. Aprendí que mis brazos marcan un recorrido que tiene que ser claro y definido.

Parten en un lugar,terminan en otro.

Luego aprendí a enlazar un movimiento con el siguiente sin que se desdibujen esas líneas ni se corte el flujo del movimiento.


Después, para mi felicidad llego Rachel Brice con sus brazos preciosos y se popularizó el Tribal Fusión y a partir de ahí me sentía como el patito feo cuando llega al lago y se encuentra con otros cisnes.No estaba sola!


Hoy en día en la mayoría de mis actuaciones siempre me hacen algún comentario acerca de lo bien que uso los brazos.

Con poca modestia y mucha alegría , paso ahora a detallarte lo más importante que aprendí acerca del movimiento de brazos.


Sea cual sea tu estilo, si Danza Oriental,o Tribal Fusión:



1- Siente como el movimiento de brazos comienza en tu espalda, en la zona de abajo de los omóplatos. Y como esa zona de tu espalda está conectada con tu vientre.


2- Tus hombros están relajados. Siempre. Excepto cuando marques un movimiento específico de hombros. Los hombros no se cansan nunca, porque casi no se tensan al bailar..


3-Por nada del mundo dejes que tus codos miren hacia el suelo.

Los codos siempre miran hacia atrás. Puedes tener los brazos más altos o más bajos, pero tus codos no miran hacia abajo.

Fíjate que cuando los codos miran hacia abajo se hace un corte en la línea de los brazos que queda francamente horrible (salvo en muy pocas bailarinas que tienen unos brazos tirando a cortos y a ellas los brazos siempre les quedan bien, hagan lo que hagan)


4- Tu movimiento de brazos no se acaba en la muñeca , sino en los dedos. Salvo ciertos momentos en los que tu quieras marcar mucho el corte de la muñeca, evita que tus dedos miren al suelo.

Cuando esto pasa el cuerpo queda segmentado, el movimiento termina en la muñeca y las manos parecen mal pegadas al cuerpo.

En vez de eso imagina que el recorrido de tus brazos lo marcas con la punta de los dedos.

Imagina claramente el recorrido que marcan, fijándote donde es que empieza y dónde termina cada cosa que haces.


5- El movimiento de las manos es en realidad….cha cha cha chaaan! Movimiento de muñecas!

Cuántas sorpresas!

Si, los dedos no son los protagonistas. Los dedos se colocan bien monos y se quedan ahí relajados. La que se lleva el trabajo es la muñeca.

Si hace una ondulación la muñeca sube y baja(sin dejar la mano a 90% del brazo porque así los dedos no miran abajo, recuerda)

Si hace un floreo la muñeca gira muy marcadamente pero los dedos se quedan apuntando a la horizontal.



EJERCICIO

Pon alguna música muy emotiva de cualquier estilo y siéntate a bailar. Todo lo que sientas lo tendrás que expresar con la parte superior del cuerpo.

Trabaja con los brazos simétricos y también asimétricos.

Prueba con un brazo quieto y otro en movimiento.

En ningún momento dejes que los codos o los dedos miren hacia abajo


Solemos tener el brazo izquierdo más atontado que el derecho, para equilibrarlos simplemente dejas quieto el derecho y bailas mucho con el izquierdo.Simple y eficaz.


Ahora a practicar!!!!

Apúntate y descarga tus regalos para bailar y enseñar mejor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *