Mensajes (un artículo publicado en Girosalut)

La Danza del vientre es una técnica llena de beneficios para nuestra salud. Pero por sobre todo es un placer y nos llena de alegría.


Necesitamos jugar y recordarnos a nosotras mismas que no somos solo lo que habitualmente somos sino un enorme misterio lleno de posibilidades.


El movimiento, los gestos, una percusión un sonido antiguo de flauta o laúd un ondular de faldas o velos nos conecta con sensaciones y anhelos que no podemos explorar en medio de las prisas de la vida cotidiana. Y nuestro cuerpo recibe esta vivencia como un baño sanador.


Que diferente es hacer un ejercicio por puro placer, por que deseas "encarnar" la música; a machacar un músculo por que no te gusta!
¿Que mensaje recibe el cuerpo?


Cuando una mujer embarazada se toca el vientre, sus manos acarician, la mirada se vuelve dulce....cuando una mujer que no esta encinta se toca el vientre, suele llamarle "chicha" y la mano desaprueba dándole un golpe.


Tu cadera, tus pechos, tus brazos son tus herramientas para danzar. Debes hacerte amiga intima de cada parte de tu cuerpo.

Plantarte frente a tus complejos, los que te has creado tu y los que has heredado y luego reconocer que no son mas que un espejismo que hemos aceptado crear para distraernos de lo que verdaderamente importa.


Hemos heredado siglos y siglos de mensajes erróneos de culpa y castigo, están en nuestra memoria genética instalados en nuestro inconsciente y muchas veces en bloqueos corporales, o emocionales.


Aun las chicas encorvan sus hombros para disimular los pechos ,aun nos pasamos todo el día apretando la barriga para que no se note....por que no quitarnos esta pesada carga de encima?


El problema es que el cerebro es incapaz de desconectar una sinapsis, la única manera es creando otra conexión neuronal nueva y mas útil.

Nos hemos pasado tanto tiempo generando y reforzando malos hábitos posturales, o de relación con nuestro cuerpo; que ahora el trabajo de reeducarnos sera arduo. Eso si: será feliz. Estará lleno de esfuerzo y placer.


De esta manera opera la Danza del Vientre para mejorar la autoestima y la sexualidad.

El cuerpo tiene su propia memoria y su propia inteligencia, la inteligencia motriz. Para moverte es mucho mas rápida y efectiva que el pensamiento matemático que tanto sobrevaloramos e intentamos usar para todo.

Esto parece una obviedad, pero lo cierto es que no sabemos darle el control al cuerpo. .....por eso muchas veces nos volvemos torpes. La mente racional no entrega el mando y nos traiciona.

Por que esta función no es útil para bailar, no es útil para hacer el amor, y mientras no eduquemos esta manía de pensarlo y entenderlo todo vamos a bloquearnos cuando suenen los tambores y tengamos el impulso de movernos y vamos a pensar en lo que no toca pensar cuando tenemos sexo.

Erróneamente, se supone que por que llevas escote y muestras mas piel realizas una danza sensual. No señor.


Es sensual, cuando te libras del miedo a la desaprobación ajena y eres valiente para encontrarte con las fuerzas eróticas de tu interior y jugar con ellas. Aprendiendo a no juzgarte. Aprendiendo a relajarte y dejar que el cuerpo hable.

PUBLICADO EN GIROSALUT

Febrero de 2010