NO VOMITES EN ESCENA

Todas queremos transmitir emociones en nuestras presentaciones, pero a veces nos sale el tiro por la culata: causamos el efecto contrario. Queremos ser dramáticamente intensas y acabamos monótonas ...Lo has visto alguna vez?

Es importante saber elegir cuáles son los momentos dramáticos de tu solo, y hacer que el público llegue contigo a vivir esa emoción. Sobretodo: 

Relax.

Piensa una cosa: podrías soportar a una persona que te grite durante tres minutos y medio?

Podrías no dormirte con alguien que te susurre durante tres minutos y medio?


Me da un poco de repeluz cuando alguien sale a bailar con la sonrisa pintada en la boca y se está igual toda la canción...

En cambio, me cautiva cuando alguien va llegando a sentirse tan bien que la sonrisa le brota en los labios mientras que a mi me pasa lo mismo, desde el público.

Me ha pasado también, desde el escenario, que he salido toda motivada con los decibelios bien altos y que al segundo minuto me invada una sensación de explosión.

Es muy frustrante porque te das cuenta que te quedas sin caminos que transitar, que te faltan tres cuartos del tema y que te has vomitado todo lo que sentías y que ya no te queda mas nada que ofrecer.

Hay que dar contraste para hacer que algo sea relevante.


Es decir, que si quieres transmitir la intensidad que sientes tú con esa canción,vas a mostrarme momentos de calma, así cuando subas los decibelios será impresionante.


Si algo es todo el tiempo rápido, ya no puedes notar la velocidad. Pero si vas a un ritmo medio y de pronto te marcas unos pases ultra rápidos será mucho más efectivo.


Cuando estás llena de intensidad hacer algo suave puede llevarte al límite mismo de lo suave.


Y por eso, si te arrancas con delicadeza ,cuando llegue ese momento más fuerte podrás marcar todo el dramatismo que buscas.



CONSEJOS:


1-Escucha atentamente tu canción y elige uno, dos, tres o máximo cuatro momentos cumbres(dependiendo del largo del tema, claro).


2- Date el tiempo de llegar a sentir esa intensidad que intentas transmitir. Si no llegas con todo tu tono muscular, la respiración y el ritmo cardíaco, las posturas más apasionadas serán vacías y mal hechas porque no serán auténticas.


3- Ojo: intenso no quiere decir necesariamente rápido y fuerte. Puede ser extremadamente lento y dar un efecto de intensidad muy potente.


4-Juega con tu público: tu puedes hacer que un simple gesto sea muy dramático o que un paso muy difícil algo relajado. La gente lo va a percibir tal cual tu lo quieras transmitir(hablaremos de esto en el post MISTIFICA)


Después de años de actuaciones, aún hoy tengo que ser estar muy atenta para no liarala con esto de la vomitera….

A alguien más, como a mi, le cuesta dosificarse???

Apúntate y descarga tus regalos para bailar y enseñar mejor.