PARA QUIEN CUERNOS BAILAS???

1 (4)_opt

Corría por internet la historia de que un prestigioso violinista se puso a tocar en la boca del metro y la gente no le hacía ni caso. El post hacía hincapié en que estamos demasiado ocupados y bla,bla bla….

Yo pienso que el violinista era un tonto.

No sabía comunicar.

Comunicar va de intercambiar información entre dos o más sujetos.

Y ese músico(según la historia, un virtuoso) se olvidó de que los receptores tenían que captar cuál era el mensaje.


Resulta obvio que para que tu mensaje llegue, tienes que ser capaz de percibir un poco, al menos, cómo está el otro.

Bailar no va de “yo a mi rollo” y “bailo para mi misma”, porque para eso te quedas en la sala de ensayo.

Si estás delante de público (y da igual que sea una persona o quinientas) tu tienes que tener la delicadeza de acercarte a sentir cómo está ese público.

Luego hacer el ejercicio de traerlos contigo al terreno que tu elijas ir, pero siempre siempre teniéndolos en cuenta.

Y aquí viene la pregunta....​

Cual es la idea que tienes del público?



Crees que son gente superficial? que no sabe valorar tu arte?

Te toca bailar en una discoteca a las 03:00a.m. y lo único que ves son borrachos

Estás en restaurante y la gente no para de hablar….

Te suena???


La mayoría de los artistas con los que he hablado dicen:

”-Que público más entusiasta” si los ovacionaron.

-”Que público más frío” si hablaban entre ellos y miraban el móvil durante la actuación.


Te voy a contar un secreto: el público es muy sabio.

No importa el nivel cultural, ni económico ni el género. La gente, como tú y yo, son seres altamente instintivos que perciben cuando tú estas dando tu 100%.

No hay engaños posibles. No hay trampas ni atajos.


Si estás en tu zona de confort, y danzando decentemente, digamos que estás al 80% de tu potencial, eso quiere decir que algunas personas se interesarán ...pero puede que otras encuentren más fascinante una mosca que pasa por delante.


Pero si estás bailando en el punto de concentración justa, estás explorando algo desconocido(sea una emoción, o una combinación de movimientos, da igual). Si estás íntegramente presente aquí y ahora, al 100% de ti misma te aseguro que el público estará atento y expectante.

Lo dará todo, por que tú les das todo lo que tienes.


Y ojo, no quiere decir que tienes que hacer todo lo que sabes, sino que todo lo que haces lo haces con todo lo que eres( oh! me ha quedado una frase que parece celebre...)


Es vital que seas capaz de “amar” al público, te lo estoy diciendo de una manera práctica. Nada de espiritualidades.

Puedes pararte, en ese momento antes de comenzar tu actuación  y enganchar con una sintonia adentro tuyo que diga: “-Me encantan. Me encantan todos los que están aquí conmigo. Qué es lo mejor que puedo ofrecerles hoy?”

Te aseguro que encontrando ese “dial”en ti misma, puedes empezar muy bien las cosas.

Incluso en los espacios menos prometedores, incluso con gente que parece mal predispuesta, créeme.

Te puedo asegurar que ellos captan al instante como estas tu respecto a ellos.


No seas nunca como el violinista, que tocaba para si mismo, y sus amigos imaginarios, quien sabe.

Hazle saber a la gente que te está mirando,que tienes algo para darles, que su tiempo contigo vale la pena porque eres generosa con ellos.

CONSEJOS



1-Nunca seas pasiva respecto al público. No esperes a ver cómo responden. Ten TÚ la iniciativa


2-Obsérvalos, que se respira? Hay ansiedad, están acelerados? Estan aburridos?. La manera en la que están ellos es tu punto de partida


3-Acércate a ellos. Toma decisiones rápidamente.

Si están aburridos, dales algo diferente a lo que están viendo antes que tu.

Si hay mucha euforia en el ambiente, empieza tu un poco acelerada y luego vas poco a poco bajando decibelios.

Si son expertos en danza podrás hacer muchas cosas, si en cambio no están acostumbrados al lenguaje de la Danza Oriental o Tribal Fusión (si es tu caso) tendrás que ir dándoles información poco a poco.

Darles demasiado de golpe hará que no puedan asimilarlo, dejarán de mirar.



4- Un gesto vale más que mil camellos En medio de tus ondulaciones, y tus vibraciones, intercala algún gesto, un cambio de mirada. Esos son códigos que todo el mundo capta al instante, y nunca pasan desapercibidos.


5-No lo dudes, el escenario es tu casa y ellos tus invitados. Tú y solo tú eres la responsable de que estén o no atentos, que se sientan cómodos o no.


Y por úlltimo:


Cuando bailas para gente cercana y te muestran todo su entusiasmo siempre alegra el ánimo, pero conquistar un público difícil es el subidón más grande que una bailarina pueda conocer. Inténtalo!


Te has visto bailando en situaciones incómodas?

Tienes más trucos de bailarina?

P.D.:el violinista es Joshua Bell y su intervención fue una iniciativa del Washington Post. Es un genio del violín, lo usé como excusa para arrancar con el tema. Que su madre me disculpe!

Apúntate y descarga tus regalos para bailar y enseñar mejor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *